.
.

.

10 datos que no sabías sobre los casinos y la forma en que te hacen gastar el dinero


 

Brillantes luces de neón, personas hermosas que te sonríen, un estilo de vida lujoso, dinero fácil: todo esto tendemos a asociarlo con un casino. Pero ¿es tan brillante después de todo? Estamos seguros de que hay algunos hechos que no sabías sobre las casas de juego y la forma en que te hacen gastar el dinero. Entérate aquí.

10. Las luces brillantes y la música dinámica te hacen apostar a un ritmo más rápido.

¿Alguna vez te has preguntado por qué dentro de todos los casinos hay un sinnúmero de luces brillantes y detalles llamativos? Bueno, este es solo uno de los muchos trucos que usan para que gastes más. Los psicólogos dicen que las luces rojas y la música rápida empujan a los jugadores a tomar decisiones más rápidas y finalmente, gastar más dinero.

9. Cuanta más gente por mesa, más lento es el juego.

Los jugadores profesionales, sorprendentemente, eligen jugar en mesas completas. Y tienen varias razones para esto. En primer lugar, más personas en la mesa significa un juego más lento, con más tiempo para pensar. Además, los premios de cortesía (bebidas gratis, por ejemplo) están típicamente vinculados a la cantidad de tiempo que un jugador gasta en un casino.

8. La seguridad está en todas partes, incluso si no la ves.

¿Alguna vez has visto una película de robo a un casino? Bueno, ¿qué tan fácil sería? Probablemente no podrías urdir un plan para sacar el dinero del casino y esto se debe al sistema de seguridad que poseen. No, no nos referimos a esos tipos pulidos de la entrada. Las cámaras de video están repartidas por todo el casino, además de tener un sistema de reconocimiento facial que muestra de inmediato quién eres, tu estado financiero y si estás relacionado con alguien más en el casino en ese momento en particular.

7. Las fichas más grandes hacen que perder sea más apetecible.

Los casino te alientan a tomar fichas más grandes en lugar de fichas más pequeñas. Está atado a la psicología. Las fichas más grandes hacen que gastar sea mucho más fácil, porque preferirías tirar una ficha de $25 que contar 5 fichas de a $5.

6. No hay relojes ni ventanas en la mayoría de los casinos.

Es fácil perder la noción del tiempo en un casino. Una de las razones es que generalmente no hay relojes ni ventanas para decirte cuánto tiempo llevas adentro. El juego te devora y tu estancia en un casino se vuelve más larga de lo previsto. Por lo tanto, gastas más dinero.

5. No juegues keno…

Las posibilidades de que ganes en keno son terriblemente pocas, será mejor que dones tu dinero en su lugar. Pero si decides jugar keno, ten en cuenta que estás poniendo literalmente el dinero sobre fuego. En serio, nadie podría igualar los 20 números en un boleto de 20 puntos. Las probabilidades de conocer a un unicornio son más atractivas.

4. …o ruleta.

La rueda grande y brillante en el centro de un casino se ve atractiva y tienta a muchas personas a probar su suerte. La ruleta ocupa el espacio más grande que cualquier máquina que se encuentre en el salón, pero las probabilidades de ganar son realmente pequeñas (aunque son más atractivas que las del keno). Las máquinas menos atractivas en lugares menos céntricos dentro del casino son una mejor opción.

3. El ambiente es la clave.

¿Cómo se nos pueden escapar todos esos detalles? Es muy simple, el casino te hace sentir bien atendido, con música, luces suaves y una sensación acogedora de confort. Los sófas son agradables y los patrones de la alfombra se eligen detalladamente con líneas, remolinos y salpicaduras. Junto con todo lo demás pone a una persona en un estado de trance.

2. Ubicación, ubicación, ubicación.

¿Alguna vez has notado que para llegar al baño o al comedor o para cambiar tus fichas tienes que pasar por filas de tentadoras máquinas tragamonedas y mesas de juego? El truco de ubicar todos los servicios en lugares menos accecibles hace que te detengas y gastes más dinero en tu camino hacia cualquier parte.

1. Victoria ocasional

Nada mantiene vivas tus esperanzas como ver una cara feliz a tu lado. Si alguien puede ganar, “yo también puedo”. Es el viejo truco de siempre. Desafortunadamente, el riesgo de perder es tan alto y las posibilidades de ganar tan escasas, que realmente deberías preguntarte si vale la pena arriesgar tanto.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *