.
.

.

Educación busca saber dónde están los maestros


La agencia informó que el personal docente tiene hasta el viernes para notificar en dónde están trabajando.

La secretaria de Educación, Julia Keleher, durante una entrevista el viernes 6 de octubre de 2017, en San Juan. (EFE)

 

SAN JUAN, Puerto Rico.- En un intento por determinar dónde exactamente está ubicado todo el personal docente de la agencia, el Departamento de Educación solicitó esta tarde a todos los maestros a que informen a la agencia el lugar exacto dónde están laborando.

A través de un comunicado de prensa, la secretaria de Educación, Julia Keleher, informó que necesitan tener un cuadro claro de dónde están los maestros para poder llenar las plazas vacantes de maestros que existen a tres semanas de iniciadas las clases. Los maestros tendrán que entrar a la página cibernética de Educación y actualizar su información a través del “Portal del Empleado”.

Asimismo, se indicó que los directores deberán actualizar la información de sus escuelas a través de un formulario electrónico que se les hizo llegar a inicios de enero. Los datos que se piden en el informe son “imprescindibles”, lee la declaración escrita de la agencia.

De acuerdo a Educación, de las 1,110 escuelas que actualmente hay abiertas, solo tienen la información de 661.

“Tenemos suficientes maestros en nuestro sistema para cubrir las vacantes. Pero, sin esos datos que estamos solicitando y recopilando el reto de poder brindarle a los estudiantes los maestros que necesitan será mucho más complejo. Espero contar con la colaboración y compromiso de todos. Estoy convencida de que todos desean el mayor bienestar para los niños y niñas de Puerto Rico por lo que cuento con el apoyo requerido”, indicó Keleher.

Educación suspenderá el pago de sueldo a través de depósito directo de los docentes que no entreguen la información requerida antes del próximo viernes, 26 de enero, por lo cual tendrán que pasar por la División de Recursos Humanos en Hato Rey para recoger su cheque hasta que cumplan con la directriz.

Al momento, solo el 67.1% de los abonados de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) cuentan con servicio de electricidad. Hasta el martes pasado, 337 escuelas públicas todavía estaban a oscuras.

En entrevista previa con El Nuevo Día, Keleher señaló que la agencia estaba procesando la asistencia diaria del personal docente en las escuelas a través de solicitudes en papel debido a la falta de electricidad para operar los ponchadores biométricos en los planteles. No obstante, estas solicitudes estaban llegando al nivel central sin las firmas requeridas de los supervisores. Ante esto, Keleher adelantó que evaluaban la suspensión de los pagos por depósito directo hasta que los supervisores -que habían sido notificados por escrito de sus fallas- entregaran los documentos con las firmas requeridas.

Tanto la Federación de Maestros como la Unión Nacional de Educadores y Trabajadores de la Educación (Unete) tronaron contra la directriz de la secretaria.

“Los educadores llenan sus hojas de asistencia semanales, donde se incluye su ubicación y de haber sido reclutados precisamente por Recursos Humanos de la agencia. Definitivamente, este actuar denota la dictadura bajo la cual una de las funcionarias mejor pagadas de nuestro país , quien devenga un cuarto de millón de dólares anuales, con suma arrogancia e insensibilidad pretende dejar a miles de jefas de familia y jefes de familia sin su sustento, de manera ilegal”, manifestó la presidenta de la Federación de Maestros, Mercedes Martínez.

Asimismo, el presidente de Unete, Emilio Nieves, calificó la medida como una “absurda, insensible, dictatorial e ilegal”,  al argumentar que no se pueden detener los pagos a los trabajdores que han cumplido con su trabajo.

“Si a esta altura desconoce dónde están ubicados los maestros, tiene un grave problema de administración con su equipo de trabajo, las regiones educativas y los distritos escolares. Si es un problema de comunicación de información, la agencia tiene que garantizar el servicio de internet y de computadoras en cada centro de trabajo. Por otro lado, las limitaciones administrativas que tengan los directores no son de la responsabilidad de los maestros”, expresó Nieves.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *