.
.

.

Meghan Markle rompe con las tradiciones de los Windsor


La prometida del Príncipe Enrique tiene potencial para poner del revés todos los hábitos de la Familia Real inglesa.

Meghan Markle y el Príncipe Enrique

 

Se llama Meghan Markle, pero bien podría llamarse «huracán Meghan». La futura esposa del Príncipe Enrique ha supuesto un golpe de aire que ha abierto de par en par las ventanas de Buckingham Palace, poniendo del revés todos los hábitos y costumbres de la familia Windsor, encabezada por la Reina Isabel II. Y no ha hecho más que empezar.

Al altar, con su madre

Se sabe poco de la boda de Enrique de Inglaterra, pero lo que se sabe es más que suficiente para adivinar que no será como la de su hermano. La ceremonia tendrá lugar el 19 de mayo en el palacio de Windsor, y el último detalle lo publicaba la revista «US Weekly» esta semana: Meghan quiere que sea su madre, Doria Ragland, quien la acompañe al altar.

Kensington Palace aún no ha anunciado quién será su padrino, y hasta el momento todo el mundo daba por hecho que elegiría a su padre,Thomas Markle Jr. Sin embargo, Meghan podría sorprender cogida del brazo de su madre, trabajadora social y profesora de yoga.

Meghan Markle junto a su madre, Doria Ragland
Meghan Markle junto a su madre, Doria Ragland-GTRES

Lo cierto es que Meghan tiene una gran relación con su Doria, con la que se fue a vivir tras el divorcio de sus padres, pero se desconoce la relación que mantiene con su padre. De hecho, el Príncipe Enrique conoce a su suegra, pero él mismo ha confesado que con su suegro solo ha mantenido una conversación telefónica.

La Navidad en Sandringham

La Reina Isabel II tenía una estricta política respecto a las Navidades familiares en Sandringham: solo parejas casadas. Una norma que ha dejado de lado por su nieto, invitando a Markle a pasar las fiestas con la Familia Real.

Como no podía ser de otra forma, la presencia de Meghan supuso un gran revuelo y derivó en cientos de personas agolpadas ante la iglesia el 25 de diciembre para ver a la joven, quien apareció con una radiante sonrisa junto a Enrique de Inglaterra y sus cuñados, los duques de Cambridge.

GTRES

El hecho de que Meghan estuviera junto a su prometido en fechas tan especiales obligó a Enrique de Inglaterra a abandonar otra costumbre muy arraigada en su familia: irse de caza en el Boxing Day. Y es que la ex actriz es una gran defensora de los derechos de los animales y declinó participar en la cacería.

Las fotos de compromiso

Desde hace tiempo, las fotos oficiales de los compromisos reales eran dos: una formal y una informal. Tanto el Príncipe Carlos Diana como el Príncipe Guillermo Catalina de Cambridge siguieron esa fórmula, pero el Príncipe Enrique y Meghan Markle decidieron publicar tres fotografías de su compromiso.

A través del Twitter oficial de Kensington Palace veía la luz una foto en blanco y negro perfectamente imperfecta: ninguno mira a la cámara, el Príncipe Enrique está a mitad de una pisada y la cara de Meghan está parcialmente tapada por su melena negra.

Ver imagen en Twitter

Pero hay otra tradición a la que Markle puso punto final. Aunque no es frecuente que un miembro de la Familia Real británica enseñe sus hombros en público, Meghan eligió un vestido con transparencias para su primer posado oficial.

 

 

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Comentarios