.
.

.





Campanas de boda para el Príncipe Enrique y Cressida Bonas


En tres días, la joven pareja ha aparecido en público en dos ocasiones

REUTERS
El Príncipe Enrique ha sido visto en varias ocasiones junto a Cressida Bonas. Entre la pareja hay significativas miradas de amor

Cressida Bonas ya no se esconde. Hasta la última semana, la novia del Príncipe Enrique había dosificado sus apariciones públicas con cuentagotas para no dar pábulo al acoso incesante de los paparazzis y al mismo tiempo evitar cualquier tipo de desencuentro con Buckingham. Esa discreción y segundo plano en el que se había mantenido parecen haberse diluido y la prensa británica ha disfrutado estos últimos días de ración doble de Cressida.

El viernes, la joven de 24 años y rostro angelical acompañó a Enrique a un acto benéfico, WE Day UK Youth, en Wimbledon y el domingo,aparecieron juntos de nuevo en el torneo de rugby de las Seis Naciones para ver el partido disputado entre Inglaterra y Gales. Las imágenes han levantado el revuelo al atizar las especulaciones de un futuro enlace, ya que las apariciones en público se interpretan como un paso orquestado y avanzado en el guion de la Casa Real hacia un anuncio de compromiso de uno de sus miembros. Además las explícitasmuestras de afecto, besos, arrumacos y miradas de complicidad que han derrochado sabiendo a la perfección que los fotógrafos estaban a la zaga también resultan muy significativas.

El material fotográfico en seguida ha copado las portadas de la prensa británica y periódicos como The Times o el Daily Telegraph especulaban ya con una cuenta atrás para el anuncio de la boda. El diario Daily Mail dio un paso más al asegurar este lunes que Enrique piensa invitar a Cressida Bonas a pasar las próximas vacaciones de verano con la Familia Real. Además, según este diario, la aristócrata tiene un pase de seguridad especial para entrar y salir a su antojo del Palacio de Kensington, donde vive Harry (y también Guillermo y Catalina).

Muchos «ingredientes» de boda

Otro de los detalles que relanzan la teoría del futuro matrimonio es la presencia de la hermanastra de Cressi, Isabella Calthorpe, a la que en su día se relacionó con el Príncipe Guillermo, en el acto del viernes en Wimbledon. Ese vínculo que levantaba un cierto malestar en Catalina parece haber quedado atrás. Isabella está casada con Sam Branson, hijo del magnate de Virgin Richard Branson, que ha invitado formalmente a Cressida y Enrique a una travesía del Canal de la Mancha que culmina con el ascenso del Monte Cervino, en el que sería su primer viaje oficial al extranjero como pareja. Los jóvenes aún no han confirmado su asistencia.

A todos estos ingredientes habría que sumar además que el nieto de la Reina Isabel II cumplirá treinta años el 15 de septiembre, una edad a la que muchos de los miembros de su Real Casa ya habían sentado la cabeza. Aunque Enrique ha convivido muchos años con una fama de fiestero irredento, su relación con Cressida parece haberle aportado la estabilidad que necesitaba.

«Cressida es la que lleva los pantalones en la relación y es muy estricta con Enrique. Es una persona muy sensible y odia la mala conducta. Constantemente le reprende, medio en serio, medio en broma. Le dice ‘no seas tonto’ o ‘deja esa copa’. No le gusta nada que beba alcohol », aseguran fuentes próximas a la novia al Daily Mail.

Aunque la joven parece ser la responsable de que el Príncipe haya sentado la cabeza, no se puede obviar que es una divertida chica de 24 años a la que por supuesto le gusta salir con amigos como a cualquier persona de su edad. Pero es esa combinación de «alocada responsable» junto a su indiscutible belleza la que ha encandilado y amansado al siempre tildado de «díscolo» nieto. Aunque la joven parece ser la responsable de que el príncipe haya sentado la cabeza, no se puede obviar que es una divertida chica de 24 años a la que por supuesto le gusta salir con amigos como a cualquier persona de su edad. Pero es esa combinación de “alocada responsable” junto a su indiscutible belleza la que ha encandilado y amansado al siempre tildado de “díscolo” nieta de la Reina Isabel II. de la Reina Isabel II.

La guapa de rostro angelical, a la que muchos comparan físicamente con Cara Delevingne, ha renunciado a su carrera de actriz y modelo por amor, y ahora trabaja en una agencia de marketing. Ella es consciente de que ser la novia de un Príncipe conlleva asumir ciertas normas como el no poder vivir juntos hasta que la relación esté perfectamente asentada y por ahora, busca piso compartido con una amiga en el oeste de Londres.

El Príncipe Andrés desmiente su relación con Monika Jakisic, ex de George Clooney

Las últimas apariciones del Duque de York con esta modelo croata sugirieron un posible noviazgo entre ambos

El Príncipe Andrés desmiente su relación con Monika Jakisic, ex de George Clooney

ABC
Monika Jakisic y el Príncipe Andrés han sido relacionados sentimentalmente

Las novias de George Clooney parecen olvidarse rápidamente de él.Stacy Keibler, una de sus exparejas, se ha casado con Jared Pobre. El empresario de productos tecnológicos y la modelo contrajeron matrimonio en una bonita playa de México. Pero no son los únicos quehan relegado los recuerdos del famoso actor de Hollywood a un segundo plano. Otra de sus exnovias, Monika Jakisic, ha sido vista besando cariñosamente al Duque de York.

El Príncipe Andrés desmiente su relación con Monika Jakisic, ex de George Clooney

TWITTER
Imagen del anillo

El Príncipe Andrés se ha visto obligado a desmentir que estuviera comprometido con dicha modelo, que publicó en Twitter una foto de lo que parecía ser un anillo de diamantes sobre la cuenta de un restaurante en el que podría haber tenido lugar la pedida de mano. La citada fotografía provocó un aluvión de incesantes llamadas al Buckingham Palacepara confirmar o desmentir la información, y finalmente los representantes del Duque de York desmintieron el compromiso.

Los rumores de noviazgo entre el Príncipe Andrés y la joven croata –20 años más joven que él– surgieron a raíz de que fueran vistos juntos celebrando el 54 cumpleaños del Duque en el restaurante Cecconi, donde supuestamente se habrían abrazado y demostrado el cariño que se tienen. Dos días después, se les volvió a captar en una cena íntima en un club privado del West End. La última vez que han compartido espacio fue el pasado jueves, cuando ambos acudieron al Royal Thames Yacht Club, en Kensington, y se despidieron con un beso en la mejilla.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *