.
.

.

Carnaval: Rey del Cambalache


MARIA LUISA ESTEVEZ1Por María Luisa Estévez

Iniciar un tiempo con expresión y sentimiento alegre y de celebración es en el mundo el Carnaval, la fiesta que escogieron los pueblos para externar sus concepciones de las cosas, de la vida y del universo.

Es el carnaval un intercambio sobre lo que siente y piensa cada quien, acerca de su forma de vivirlo. Fe en cada corazón: Cultura en todo el mundo.

Es el carnaval una herencia  inmaterial, un enunciado de lo que representa el hombre en sociedad, frente a lo que mueve a cada gregario.  En el carnaval se vale todo, es el tiempo libre de catarsis, antes del recogimiento de Cuaresma. Para protegerse está la máscara.

El ánimo que sale desde adentro, a las calles quiere ir, a ver color y movimiento, a dejarse como es,  concebir. Carnaval de foetes, “vejiga”, espejitos  y cascabeles.

Con fulgor, tras el son de los ritmos, los rostros se iluminan y se expande la inspiración de ser lo que se es en parte, lo que se aspira, se admira y desea. Y con disimulo dejar que el otro sea, siempre que modele para nosotros su “felicidad”.

lechospepinero

El lechón joyero, una de las características representativas del carnaval de Santiago.

El lugar del carnaval es en aparente, se comparte y disfruta entre todos, sin reglas, ni excepciones, en artísticas galerías de pasarelas y escenarios; con sombreros, sonrisas y un grito “sincero” desde adentro. Con  plumas, coronas, pulseras, turbantes, collares, voces y gritos!

Los saltos los incitan los tambores,  la sorpresa la riegan las vejigas, atavíos aterciopelados con lazos, tul y cintas, estrella es el satín, las lentejuelas, cascabeles, oropeles, y poblados.

Gestos de gozos, expresiones de alegría; multitud en las aceras, atabales, cetros, reinas y fantasías. Emoción, desde el esfuerzo, sobrado y gratis entusiasmo y probada y reiterada dedicación. La sorpresa es el cruce entre lo imaginario y lo logrado. Los cumplidos son para la  actitud que en carnaval está por encima de los hechos.

Carnaval, desfiles y dramas, caracterizaciones teatrales ambulantes, tradiciones envueltas en  bailes, miradas, gestos sensuales, gritos de alarmas, coreografías, psicodélico visible de deidades.

Caderas,  torsos, contorno, equilibrios  de extensiones, faroles y  afiches. El Rey se deleita, los niños lo gozan, se mecen los encajes y las flores, vuelan los zancos y se burlan los faldones, con tintas y palmera, payasos, creaciones.

La autoridad del circo mayor se demuestra en carnaval,  la recepción que ocurre con chata, con agua, con vino o sin nada;  jadeo acompasado del sudor de los días, tras los embrujos  perfumados, con gracias  y abrazos soñados.

Carnaval popular, de fantasía, de sociedad; personal,  de látigos, tizne, antifaz y verdad.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *