.
.

.





Con Loma Miranda se hará lo que le convenga a la nación


Por Ing. Félix Díaz Tejada

No hay arma más potente que la verdad en manos de los buenos”

Juan Bosch

El destino del Parque Nacional Loma Miranda esta sellado. Allí permanecerá intacta su diversidad biológica, los cuantiosos recursos hídricos que brotan de sus entrañas, los eventos naturales que suceden por la lógica de la dinámica que accionan los componentes de los ecosistemas que concurren en todas sus áreas.

Ese toque de belleza natural que de forma imponente destella desde las interioridades de este trozo de “amazonia” caribeña, perdurará como conjunto de expresión de los derechos consagrados en nuestra Constitución, en la Ley No. 64-00 sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales, en la Ley No. 202-04 sobre Áreas Protegidas, en la apropiación y empoderamiento de los espacios democráticos conquistados a base de abnegados esfuerzos y sacrificios por lo más granado y valeroso de nuestro pueblo dominicano.

A partir de la histórica fecha del 27 de febrero del 1844, primigenia formal de la naciente Republica Dominicana, probablemente es esta la ocasión en que con mayor arrojo y dignidad se ha unido el pueblo dominicano de toda su geografía y estratos sociales en torno a un tema en especifico, para levantar el orgullo y el coraje en defensa de lo que considera le pertenece, que son las riquezas naturales que concurren en el interior del promontorio montañoso llamado Loma Miranda.

A pesar de que la tiranía sin ejemplo que encabezó el régimen despótico de Trujillo fue desmantelada a partir del 30 de mayo del 1961, tal parece que la trasnacional minera que ha estado ejerciendo presiones y amenazas para explotar a Loma Miranda con el contubernio de políticos inservibles para la defensa de la vida y la soberanía nacional, no han despertado en el túnel del tiempo. La sociedad de estos tiempos es otra, por mas opiniones recalcitrantes y prepotentes que emita uno que otro alcahuete en procura de lo “suyo”, nada ni nadie podrá contra la decisión y el coraje de un pueblo dispuesto esta vez a jugársela en procura de hacer valer sus derechos.

Cuando uno escucha voces agoreras, cargadas de expresiones sarcásticas y abyectas, por uno que otro mequetrefe de funcionario o de políticos carentes de escrúpulos, percibe un cierto grado de destape irónico en estos individuos dispuestos a “buscársela” a costa de lo que sea, y por la señal que envían la lectura inmediata que irradian es la de su inclinación por los intereses mercantilistas de un pequeño grupo de negociantes de nuestros recursos naturales.

Con respecto al destino y recomendación de que Loma Miranda sea declarada Área Protegida en la categoría de Parque Nacional, cuyas opiniones son concluyentes y definitorias para la Comisión de Medio Ambiente de la Academia de Ciencias de la Republica Dominicana, así como para la Comisión Ambiental de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, al igual que la sujeción del Estado Dominicano a la evaluación y opinión técnica que evacuara el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Conclusiones estas que fueron ratificadas mediante la sentencia TC /0167/13 emitida por el Tribunal Constitucional.

Algunos políticos y negociantes de esta actividad yerran y nos miden por sus mismos escrúpulos a nosotros los dominicanos. Ignorando con tal percepción la realidad de la evolución histórica y el comportamiento de los humildes.

No hay otra salida como no sea salvar a Loma Miranda de la avaricia de la depredación minera. La atención del país está enfocada en una sola dirección: la declaratoria de área protegida en la categoría de Parque Nacional.

El pueblo dominicano se ha caracterizado por ser pacifico, pero heroico, y que no le quepa la menor duda al grupillo de negociantes y esbirros, no jueguen con la paciencia de nuestra gente ….. que MIRANDA NO SE NEGOCIA.

Un traspié del gobierno dominicano y sabrá las serias consecuencias que le sobrevendrían; porque cuando los derechos adquiridos, la verdad, la razón y las leyes equivalen a letras muertas e instrumentos pisoteados, la rebelión adquiere la categoría de derecho legitimo.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *