.
.

.





El secreto mejor guardado


Todos tenemos una historia. La de Longchamp está definida por el lujo y la tradición. A seis décadas de su creación, esta casa francesa continúa seduciendo con sus diseños llenos de energía, frescura y color.

bolsosycarteras

Primera revelación. Si bien Longchamp es actualmente un referente mundial en el campo de los bolsos y el equipaje, esta marca, establecida en 1948, comenzó fabricando artículos de cuero para tabaco. Su fundador, Jean Cassegrain, tomó el nombre de la firma, así como el logotipo que presenta a un jinete galopando, de una pista de carreras de París que estaba cerca de su residencia, debido a que un primo suyo había utilizado ya el apellido familiar para iniciar un comercio.

En la década de los 50, cuando fumar dejó de ser una tendencia, se tomó la decisión de extender el negocio a la producción de complementos de piel, como carteras y bolsos de equipaje, conquistando el gusto de la alta sociedad parisina de aquel entonces.

La tragedia tocó a la puerta de Longchamp en 1972, año en que Cassegrain murió. Desde entonces, sus herederos se han hecho cargo de la empresa que, hasta la fecha, continúa siendo propiedad y gestionada por la familia. Un secreto que ha marcado su éxito.

HA NACIDO UN ICONO

Aún cuando cada temporada sus diseños tienen una gran aceptación entre los seguidores de la moda y las celebridades, hay un modelo insignia de esta casa francesa: el bolso Le Pliage, lanzado en 1993, y en el cual se depositan dos valiosas cualidades: fuerza y ligereza.

 

 

Su origen se remonta a los años 70, cuando Philippe Cassegrain, hijo del fundador, desarrollaba una línea de equipaje y pensó que sería buena idea añadir dos asas y una solapa de piel de cerdo a la bolsa de nylon para dotarla de elegancia, pero sin sacrificar su levedad.

Este diseño, del cual se han vendido más de seis millones de piezas en el mundo -he aquí otro valioso secreto de la firma-, se presenta actualmente en distintos tamaños, colores y materiales, por lo que puede ser llevado en el día a día o durante los viajes.

De igual forma, esta pieza ha sido objeto de colaboraciones especiales por parte de reconocidos diseñadores y artistas, como Jeremy Scott, Mary Katrantzou y Tracey Emin. La versión de esta temporada, por ejemplo, se ofrece en piel y tonalidades vibrantes, como verde limón. Se trata de una forma divertida de honrar la tradición.

 

 

MÁS ALLÁ DE LOS BOLSOS

Con el fin de complementar su propuesta de accesorios, Longchamp se aventuró a lanzar en 2006 su primera colección ready-to-wear, que constó de 10 piezas. Desde entonces, la firma sorprende cada temporada con conceptos sumamente depurados y elegantes.

Tal es el caso de su presente antología, Escalas, la cual está inspirada en los viajes y en tres diferentes destinos: Botsuana, Portofino y Australia. El estilo deportivo, los estampados tribales y una paleta dominada por tonos vibrantes definen una colección de aire casual que resulta perfecta para lucir a diario o para acudir a la oficina.

 

 

«Las piezas de piel son un elemento clave de cualquier colección de Longchamp, no sólo por nuestra herencia sino también por nuestro enfoque. El objetivo es liberar a la piel de su connotación de pesadez y convertirla en un elemento ligero y fácil de llevar, como un suéter de cashmere», asegura de manera contundente Sophie Delafontaine, directora artística de la marca.

Vestidos cortos, abrigos ligeros, chalecos de piel y pantalones rectos se proponen en frescos materiales para esta temporada de calor. Uno de los elementos protagonistas de esta colección es el estampado Tribu, inspirado en el plumaje de un loro australiano y el cual se imprime tanto en vestidos como en accesorios.

 

 

La selección de bolsos para esta primavera se conforma, principalmente, por piezas de mano y tipo tote, en colores como blanco, naranja y amarillo. Los caballeros, por otro lado, no son ajenos al universo Longchamp, en el que pueden encontrar desde maletines para la oficina hasta útiles messenger bags para recorrer la ciudad o llevar a un viaje.

Discreta, pero sólidamente, Longchamp ha ido ganando terreno no sólo en el campo de la moda, también en el mundo. La calidad, tradición y elegancia de sus diseños resultan el argumento más contundente del sello francés para mantenerse vigente. Por fortuna, se trata de un secreto a voces.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *