.
.

.





FUNDAMUSA considera alarmante alto índice accidentes en menores de 6 años


SANTO DOMINGO.- La Fundación de Mujeres Salomé Ureña de Henríquez (FUNDAMUSA), que preside la licenciada Tamarah Santana, consideró preocupante el aumento de accidentes ocurridos en la República Dominicana, donde están involucrados niños y niñas menores de seis años.

Santana aseguró que esos casos constituyen un grave problema para el país, ya que niños y niñas que debieran estar hoy felices, disfrutando con sus amiguitos y  familiares, han perdido la vida en accidentes que pudieron ser evitados.

Tamarah Santana

Tamarah Santana

Definió como “muy alarmantes” las cifras de accidentes registrados en el Hospital Infantil Robert Read Cabral, donde se atendieron 12 mil 585 casos de emergencias médicas, relacionadas con algún tipo de suceso sufrido por menores, durante los años  2009  y 2010.

De acuerdo a un estudio realizado por la Fundamusa, los diferentes tipos de accidentes son la primera causa de muerte en el grupo de población de los niños y las niñas de  1 a 6 años.

“Se ha comprobado que con una buena información, concienciación y mejorando los servicios y la utilización de los sistemas de seguridad infantil en las escuelas, las viviendas y lugares públicos, esta cifra podría reducirse considerablemente”.

La titular de Fundamusa reveló que los accidentes en niños y niñas aumentaron significativamente en el último quinquenio.

Destacó, por ejemplo, que reportes periodísticos señalan que en entre los meses enero-junio, del año 2013 alrededor de 45 niños y niñas menores de 14 años sufrieron algún tipo de accidente, provocándoles la muerte. De esos casos, dijo que 13 ocurrieron  en el mes de junio.

Tamarah Santana explicó que otro indicador importante se refiere a que según estadísticas suministradas a Fundamusa en el Hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina, entre el mes de noviembre del 2012 y junio del 2013 se atendieron 393 casos de accidentes, de los cuales un 87%, es decir 340 casos, afectaron a niños y niñas con edades de 1 a 5 años.

Los restantes 53 casos correspondieron a niños con menos de un año de nacido, subrayó la profesional.

La presidenta de Fundamusa dijo que es al Estado dominicano al que  le toca elaborar las políticas públicas necesarias para que desde todos los ámbitos posibles promuevan las medidas de prevención de accidentes en los niños y niñas dominicanas, principalmente en las escuelas.

Sostuvo que es necesario que las leyes se cumplan con rigurosidad para que sean penalizados los responsables de los niños y niñas que mueren por la ingesta de alcohol, como en las navidades del 2013 donde 40 niños murieron por esa causa.

Santana afirmó que los medios de comunicación, las organizaciones civiles y privadas “estamos llamados a movilizarnos para hacer visible este problema de salud pública en el país, y que afecta la vida de niños y niñas.

Desde ya FUNDAMUSA está llevando a cabo una campaña alusiva a la prevención de accidentes y  una estrategia lúdica dedicada a los niños y niñas en una edad en que asimilar los valores, actitudes y prácticas de prevención holística pueden marcar la diferencia, que puede  extenderse a más escuelas del país.

Las declaraciones de la presidenta de Fundamusa se desprenden de un estudio exploratorio y analítico sobre los “Accidentes de Niños y Niñas Menores de cinco años” hecho por esa entidad en 10 centros educativos, ubicados en igual cantidad de sectores de Sabana Perdida, del municipio Santo Domingo  Norte.

El estudio fue auspiciado por el Ministerio de Educación (MINERD), a través de los Fondos Concursales Para La Innovación de los Fondos Educativos.

La FUNDOMUSA dio a conocer su estudio durante una actividad realizada en la Biblioteca Infantil República Dominicana, cuyos resultados fueron expuestos por los Consultores, Oleida Acosta, María Esther Carbuccia y Víctor Guerrero, al presentar el proyecto “Familia, Escuela y Comunidad Ofrecen a los Niños/As un Ambiente de Seguridad”, auspiciado por el MINERD.

La FUNDAMUSA logró los derechos a realizar el estudio a través de  ganar un concurso en Los Fondos Concursables del  Ministerio de Educación, en el 2013.

Al acto de presentación del proyecto asistieron representantes del MINERD, Unicef, el Despacho de la Primera Dama, la Procuraduría General de la República, la Administración de Estancias Infantiles, la USAID, el PNUD, el Distrito Escolar 10-02, el Área III de Salud, Progresando con Solidaridad del Despacho de la Vicepresidencia y CONANI, así como de otras instituciones públicas y privadas.

EL INFORME DE ACCIDENTES:

“Señoras y Señores:

El presente estudio es un Informe Exploratorio y Analítico sobre los Accidentes de Niños y Niñas Menores de Cinco (5) años pertenecientes a Diez (10) Centros Educativos ubicados en Diez Barrios del sector de Sabana Perdida, Municipio Santo Domingo  Norte, Provincia Santo Domingo; el cual es el resultado previsto en el marco del interesante proyecto “FAMILIA, ESCUELA Y COMUNIDAD  OFRECEN A LOS NIÑOS/AS UN AMBIENTE DE SEGURIDAD”, el cual fue brillantemente ejecutado por el formidable equipo de la Fundación de Mujeres Salome Ureña de Henríquez (FUNDAMUSA), bajo el auspicio delMinisterio de Educación de la República Dominicana (MINERD), a través de los Fondos Concursales Para La Innovación de los Fondos Educativos en el año 2013.

Para arribar al citado Informe-Estudio- Exploratorio, tomamos como muestra los Diez (10) Centros Educativos siguientes: Escuela Básica Suiza, Centro Educativo Emma Balaguer, Escuela Otilia Peláez, Escuela Básica Ramona Nerys Sosa, Centro Educativo Minerva Mirabal, Escuela República del Ecuador, Centro Educativo El Ave María, Albergue Infantil Divino Niño Jesús, Centro Educativo Miguelina Frías Carela y Estancias de Desarrollo Integral Infantil.

Durante la nuestra minuciosa exploración bibliográfica pudimos constatar que en nuestro país existen escasos y dispersos antecedentes sobre esta problemática, situación ésta que hace aun más justificativo y relevante el presente trabajo como herramienta de  consulta, y más aun para la formulación de nuevas políticas públicas educativas en el campo de la prevención y de la seguridad de nuestros niños y niñas a lo interno de nuestras hogares, escuelas y comunidades.

El presente estudio servirá de fuente por excelencia al MINERD y a las diferentes entidades públicas y privadas  vinculadas al trabajo con la primera infancia, ya que las estadísticas levantadas son una importante fuente de información para futuras investigaciones, diseño de estrategias,  programas y proyectos enfocados al tratamiento integral de esta problemática e inclusive pudieran inducir al establecimiento de políticas públicas que contemplen el diseño de normas y mecanismos de control de este flagelo que tanto afecta a  la población infantil nacional, la cual confronta un alto nivel de vulnerabilidad e indefensión hacia los accidentes, los cuales pudieran ser perfectamente evitables si existieran políticas públicas formuladas en esa dirección y tendentes a crear y sostener, además de planes y programas, una conciencia  colectiva sobre el particular.

El mismo tiene su justificación en la necesidad y responsabilidad que tienen los Estados, sus gobiernos y las sociedades de estudiar minuciosa y continuamente los accidentes en sentido general, donde se prioricen ante todos los accidentes infantiles en niños y niñas menores de 0 a 5 años, articulando acciones puntuales de concientización preventiva que de manera directa e indirecta afecte y sensibilice de igual forma a todas las familias, a la comunidad educativa nacional y a las comunidades por todos los medios disponibles.

Estudiar los accidentes infantiles en niños y niñas menores de 0 a 5 años nos acercaría aún más a conocer mejor la cruda realidad de la accidentalidad infantil en esa etapa tan tierna, y nos permitiría formular las medidas pertinentes en cada caso para su efectiva prevención a través de la elaboración de un programa nacional  y una guía que permita que nuestros niños y niñas puedan desarrollarse y crecer física y mentalmente con más seguridad y sin ningún tipo de riesgo ni temor.

En el indicado estudio analizamos minuciosamente las diferentes situaciones, condiciones y lugares que pueden provocar algún tipo de accidente en niños y niñas menores de cinco (5) años tanto  en los hogares, como en  los centros educativos y la comunidad; mediante la  realización de entrevistas estructuradas y grupos focales a una muestra de padres y madres de estudiantes de los 10 referidos Centros Educativos, maestros y maestras  y personal directivos de los mismos, y además se efectuaron entrevistas semi-estructuradas al personal de salud de Tres (3) Centros Hospitalarios donde acuden con mayor frecuencia las familias, y en cuyos centros hospitalarios además se recolectaron algunas estadísticas de los accidentes de niños atendidos tanto en las áreas de emergencias médicas, como a nivel de hospitalización.

Los Centros Hospitalarios vinculados al estudio fueron, a saber: El Hospital Infantil Dr. Robert Read Cabral, Hospital Docente Universitario Dr. Darío Contreras, y el Hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina.

Este estudio tiene  como fuentes principales de datos las informaciones cuantitativas y cualitativas que se extraen de las entrevistas, grupos focales aplicados a los distintos actores ya mencionados; de la revisión de las estadísticas hospitalarias registradas en los últimos Tres (3) años en los Centros de Salud también citados, así como de consultas de artículos periodísticos publicados en la prensa nacional.

El informe está integrado por Ocho (8) Capítulos numerados, conclusiones y recomendaciones.

Los primeros capítulos no numerados se refieren  a introducción, justificación y enfoque metodológico: población del estudio y técnicas aplicadas.

En el Capítulo I hacemos un exhaustivo abordaje sobre los accidentes, su Clasificación y la Accidentalidad.

En el Capítulos II se realiza un análisis general sobre la Situación de la Accidentalidad en la Región de Latino América, haciendo hincapié específicamente en los casos de Cuba y México

En el Capítulos III se destacan las Características Socioeconómicas de las Familias de los Niños y Niñas de los Diez (10) Centros Educativos antes señalados.

En el Capítulo IV esbozamos el tema sobre La Accidentalidad en los Niños y Niñas Menores de Cinco (5) años  pertenecientes a de Diez (10) Centros Educativos ubicados en los barrios indicados.

El Capitulo V se estudia de manera muy detallado el Sistema de Registros y Seguimientos de los Accidentes en Niños y Niñas Menores de Cinco (5) anos en los Tres (3) Centros de Salud Vinculados al Estudio tratado.

El VI Capitulo hace una Reseña de Prensa Sobre Accidentes en Niños, Niñas y Adolescentes.

El VII aborda el tema sobre el Costo Económico y Social  de los

Accidentes en Niños y Niñas, finalmente en el Capítulo VIII se establecen los Principales Hallazgos del Estudio, las Conclusiones y Recomendaciones de lugar.

Vale observar que a partir del tercer hasta el octavo capítulo numerado  se analiza la data cuantitativa-cualitativa obtenida con la aplicación de entrevistas, grupos focales y análisis de las estadísticas hospitalarias recolectadas. Todos estos  capítulos se analizan desde la data cuantitativa-cualitativa que ilustra los distintos elementos descriptivos y analíticos que se plantean y emergen de la información recolectada en el trabajo de campo.

Señoras y Señores Presentes: Es oportuno destacar que según datos de la Organización Mundial de la Salud, cada día se podrían evitar mil defunciones de niños en el mundo mediante acciones de probada eficacia para la prevención de accidentes. Además, por cada niño y niña que muere a causa de una lesión, muchos más quedan con discapacidades para toda la vida.

En la Región de las Américas, cada hora mueren seis niños, niñas  o adolescentes menores de 20 años, principalmente por lesiones no intencionales causadas por el tránsito, ahogamientos y sofocaciones [1].

En República Dominicana, los accidentes en niños y niñas han ido aumentando significativamente en el último quinquenio, por ejemplo, reportes periodísticos señalan que en entre los meses enero-junio del cursante año 2013   alrededor de 45 niños y niñas menores de  14 años   sufrieron algún tipo de accidente provocándoles la muerte.

De estos casos 13  ocurrieron  en el mes de junio. Otro indicador importante se refiere a que, según estadísticas suministradas en el Hospital Materno Infantil San Lorenzo de Los Mina, entre el mes de noviembre del 2012 y el mes de junio del 2013 se atendieron 393 casos de accidentes de los cuales un 87%, es decir 340 casos afectaron a niños y niñas con edades de 1 a 5 años. Los restantes 53 casos correspondieron a niños con menos de 1 año de nacido[2].

Igualmente deben ser citadas las cifras alarmantes registradas en el Hospital Infantil Robert Read Cabral, por ejemplo, entre los años  2009  y 2010 se atendieron 12,585 casos de emergencias médicas relacionadas con algún tipo de accidente sufrido por menores [3].

En ese sentido, la creación, desarrollo y aplicación de estrategias educativas, técnicas, tecnológicas y espaciales definidas dentro de un  programa  educativo es fundamental, toda vez que el número de accidentes en niños y niñas  en el rango de edad de 1 a 5  años debe constituir una de las preocupaciones primordiales de toda sociedad dominicana, de los gobiernos y sobre todo, de gran parte de las instituciones cuya principal labor es dar atención, cuidado y salud a estos infantes, no obstante la ausencia de sus padres, madres o tutores, por la razón que fuere.

Los accidentes  constituyen un problema de salud pública cada vez mayor y en edades  tempranas se han convertido  en una preocupación importante a partir del primer año de vida  representando una parte cada vez mayor de las tasas generales de mortalidad. A nivel mundial son ciento de miles los  niños y niñas que fallecen cada año a causa de accidentes y son millones los que sufren sus secuelas.

En nuestro país las estadísticas de muerte por accidente no son menos significativas; para citar un dato, en este año 2013 en menos de seis meses se registraron alrededor de 45  muertes de niños y niñas por algún tipo de accidente. Pese a ello, la conciencia acerca de este problema y de la posibilidad de prevenirlo, así como el compromiso político  de actuar para evitar los accidentes en los niños y niñas siguen siendo precarios y deficientes.

Las lesiones no intencionales o accidentes representan un problema de salud mundial y constituyen la primera causa de muerte de niños y niñas mayores de 1 año y adultos jóvenes en casi todos los países.

Es por eso que se consideran un problema creciente en términos de años de vida potencialmente perdidos, ya que afectan en mayor proporción a las poblaciones más jóvenes.

Se entiende que la presentación final de este estudio allanará la ruta a tomar por las instituciones que tienen incidencia directa o indirecta en la problemática planteada y el Gobierno Central, a fin de producir acciones que vayan disminuyendo la tasa morbilidad y de mortalidad a causa de lesiones o accidentes en niños y niñas de 0 a 5 años, e  igualmente proporciona importantes informaciones que podrán servir de base para la definición de estrategias de intervención por parte del Ministerio de Educación a través del nuevo  Programa de Gestión de Riesgo Escolar que ya tiene el MINERD y en el desarrollo de los valores, competencias y contenidos del nuevo currículo.

Finalmente y luego de darles las gracias a los Señores del MINERD por confiar en el Excelente Equipo de la Fundación de Mujeres Salome Ureña, Presidida por la Lic. Tamarah Santana, y sus diversos colaboradores entre los cuales se encuentra un servidor, queremos decirles entonces que: “MANOS A LA  OBRA”.

 [1] Informe mundial sobre prevención de las lesiones en los niños/OPS/OMS/Unicef

[2] Estadísticas suministradas por el Depto. De estadísticas del Hospital San Lorenzo de Los Minas

[3] Estadísticas hospitalarias suministrada por el Depto. De Estadísticas del Hospital Infantil Dr. Robert Read Cabral”.

Reviews

  • Total Score 0%
User rating: 0.00% ( 0
votes )



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *